CARGANDO

LA BODEGA

El descanso de Cadozos

Entre los muros de piedra de una antigua abadía del siglo XV, se realiza el delicado cuidado del vino.

Tras la vendimia, la uva comienza su proceso de transformación, fermentando a la temperatura precisa en nuestros pequeños depósitos de acero.

Ya en las barricas, durante los meses siguientes, irá tomando los principales rasgos de su futura personalidad.

Y por último, una rigurosa cata decide los ensamblajes para conseguir el vino que mejor caracterice la personalidad de un Cadozos embotellado.

Todos los cuidados son pocos para elaborar una combinación única de Tinta Fina y Pinot Noir, que sólo podrás encontrar en nuestros vinos.